Acknowledgements— La semana del Día de la Mujer

Lo siguiente se tiene que leer
en la voz deJusto Verdad“,
alias Héctor Suárez.

       En las cosas que van de la mano con las diásporas, Mario Puzo capturó quizás uno de los siniestros mas corto punzantes de la migración forzada, es decir, el de los registros y los trámites de las personas que por hambre, falta de oportunidades, seguridad o por sobrevivencia tienen que ser dados de alta al ingresar a algún otro país. Qué hubiera sido de Vito Andolini, personaje principal en la saga de “El Padrino, Episode Two”, si en el desembarque en Ellis Island hubiese existido una delegación del consulado italiano para recibir el ‘stock’ de ingredientes necesarios para poder sazonar lo que hoy es el estofado y el refrito del melting pot americano. Lo primero que hubiese sucedido, si se pudiese hacer una contraposición con las estructuras de ese mundo paralelo, pues, es de que a lo mejor Nicholas Cage no hubiese tenido las palancas para poder haberse ganado el puesto de hamburguesero en el screenplay de Cameron Crowe [Fast Times at Ridgemont High1]. Ni por ende, pero por otra vereda, Sean Penn hubiera tenido la oportunidad de tachar [en buena onda] a un Alejandro González de ser un ‘wetback” en Tinseltown.

En fin… la clave del éxito, como bien dice don ‘Justo Verdad” en su cápsula de ficción documental, es ir a decir hasta dónde están dispuestas y dispuestos  a participar. La clave del éxito es éntrarle a la modernidad de los carpetazos y a la eterna fórmula del “padrinazgo“, y por eso en mi ALMA MATER, pues no está de más conocer al Sr. Zavala, el resto es como en las casas de citas* y en los burdeles cuando hay vacantes: todo depende de tu motivación y lo que puedas aportar; de arranque—dicen que tienes que pasar “una” audición.

* Que conste
que eso es a razón
de que nos lo han platicado,
porque nosotros en el staff, pues,
no sabemos nada de esas movidas.

[Si nos dejan: viene una mini cápsula del 2do Congreso de las Asociaciones de los Mexicanos en Francia— a seguir…].

Pero regresando a nuestra reseña de un mundo paralelo al de don Mario Puzo, supongamos que a principios del siglo pasado durante el arribó de europeos —y más especifico— de italianos a Nueva York, el brazo consular de lo que una vez fue Roma hubiese estado allí en Ellis Island haciendo su chamba y abogando por sus connacionales al desembarcar. ¿Qué hubiese pasado?. Los que saben d’eso a lo mejor dirían que lo mas seguro es de que al niño Andolini le hubiesen dado chicharrón

Uso justo del “qué nos pasa”… vía: https: //www .youtube .com /watch? v=5zSEybdeyDc

Um-hum, mis queridos paisanos, a Vito Anodolini lo hubieran desaparecido, porque es difícil de no factorizar o DES-AR-TI-CULIZAR en esa obra de ficción, las realidades del día y el azote de la criminalidad infiltrada en los intereses de las cúpulas mas estratosféricas del poder, y por eso, si en los archivos de la realidad (inspiradora principal de toda ficción) existieran los testimonios del apoyo brindado por la cancillería italiana a sus connacionales durante las diásporas de la vuelta del siglo pasado, pues, Robert Evans no hubiera tenido la oportunidad de producir: “The Kid Stays in the Picture”… y la historia de la mafia italiana hubiera sido INS-TI-TU-CION-A-LI-ZADA muchos, ¡pero muchos!, años antes de que a don Martin Scorsese se le hubieran hinchado los huevos para rodar una película de Casinos, en Las Vegas. ¿A poco no?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s