Crónica de un mítin en París

Así se vivió la Marcha Nacional contra la violencia, en París. Crónica de un mítin
Por Armando Segovia
www.pateandopiedras.com
Paris, 6 de Abril

Manifestante.

Motivados por la convocación que hiciera el pasado 31 de Marzo en Cuernavaca el poeta Javier Sicilia para una “Marcha Nacional”, un colectivo de alrededor de 30 ciudadanos mexicanos se dieron cita esta noche al punto de las 20:00 hrs. en la explanada de la plaza Trocadero al pie de la torre Eiffel en París para dar lectura a la “carta abierta a políticos y criminales”, de la pluma de Sicilia y que le diera la vuelta al mundo tras ser publicada en la revista Proceso pasado fin de semana.
Durante el mitin, Jorge Harmodio, escritor originario de Mexicali, Baja California Norte, y que radica en esta ciudad, leyó en francés la carta a un publico de entre treinta a cuarenta personas entre los que se encontraban ciudadanos franco mexicanos y turistas que se acercaban a ver una leyenda escrita en el piso que leía en francés: MEXIQUE 35000 MORTS.

Tras dar lectura a la “carta abierta” de Sicilia, el escritor cachanilla dijo que la idea principal de dar lectura y de manifestarse en suelo extranjero “era la de revindicar una tregua, la de paz”, agregó que el colectivo denuncia lo que el texto de Sicilia reproduce: la falta de imaginación para combatir el problema y de que los gobernantes hagan las cosas diferentes.
Insistió que lo que pasa en México es un genocidio inspirado en frutos económicos y que para extirpar la raíz del problema se tienen que tratar los problemas complejos con soluciones complejas, y no, “con los que actualmente se preparan estratégicamente para satisfacer los intereses inmediatos de inversionistas y de elecciones políticas”.

Por otro lado, un asistente originario del estado de Durango que prefirió por razones de su seguridad permanecer en el anonimato, manifestó su preocupación al problema que se vive en México.

“¿Vale la pena sacrificar a toda una generación?”

Pedro García de León, originario de Cuernavaca Morelos, propuso que para detener el alto nivel de violencia y de muertes, que dijo “alcanzan los niveles de una guerra civil”, es necesaria una estrategia clara para el combate que iniciara el Presidente Felipe Calderón contra las mafias del trasiego de drogas al principio de su gobierno.

Rostros anonimos.

Dos asistentes a la Marcha vs. La Violencia en París.

“En esta supuesta guerra ¿vale la pena sacrificar a toda una generación?”, preguntó García de León, añadiendo que como no existió desde un principio ni una estrategia clara, así como tampoco una visión clara de conjunto, “los problemas psicológicos causados por la violencia, al modo de pensar de los niños y jóvenes de hoy, de seguro se heredara a las próximas generaciones”.

Mitin genera sentimientos encontrados entre asistentes

Durante la ceremonia, la cual atrajo algunos turistas y trabajadores informales que laboran en esa plaza entre otros, una vecina del 16° distrito, lugar donde el mitin se llevo a cabo, manifestó su inconformidad por la manifestación a Francisco Benavides, otro de los organizadores del mitin.

El distrito 16°, uno de los más conservadores y caudalosos (económicamente) de París.

“Mi pregunta hacia ustedes (los organizadores) es de que sirve realizar estas protestas en suelo francés, quiénes se benefician y porque ustedes (ciudadanos mexicanos) no hacen nada para corregir el problema en México.” Cuestionó que dónde se encontraba la embajada mexicana en todo el “espectaculo”.

La mujer, quien prefirió mantenerse en el anonimato, dijo además que los problemas de México son de antaño y que nada se puede hacer desde aquí (Francia) para solucionarlos.
Por otro lado, otro asistente por azar (un trabajador ambulante) elogio al señor Harmodio y demás asistentes por sus esfuerzos.

Benavides, tras despedirse de la anciana y agradecer el interés de ella, explicó que es común para los franceses el pensar que todos los problemas de México son por corrupción, sin embargo profundizó más allá de la óptica que se enfoca desde afuera del país [México] y calificó esa etiqueta como una mentira fácil para tapar el circulo vicioso que lleva a las instituciones a corromperse en primer lugar.

“Es la desigualdad económica que existe en México lo que lleva en primer lugar a que nuestras instituciones estén fallidas”, declaró Benavides.

Sin embargo, Benavides expresó que algo de cierto había en las palabras de la anciana a quien minutos antes escuchaba.

“La pobreza y la [sobrevivencia] si son problemas de antaño que ahora brotan en México”.

Sin embargo, argumentó que los genes para la corrupción no están ahí, “no existen”, pero dijo que para empezar a solucionar –y a su vez criticar– la raíz del problema habrá que vernos “como los seres humanos que somos”, ya que al tocar el tema de las situaciones precarias en las que un gran porcentaje de los 110 millones de mexicanos “sobreviven”, sea entonces posible fijar el punto de partida para empezar a darle solución a los problemas sociales que han venido existiendo en México.

“Mientras que en México no exista un mejor sistema educativo, de oportunidades para los miles y miles de supuestos “”ni-ni’s””, y de salud para la mayoría de los mexicanos, será difícil encontrar una solución a la problemática”, concluyó.