Anexo a “Los reconocimientos” …

_de la semana del día de la mujer.

[Si nos dejan…] El contexto en un video, a lo mejor mal hecho, a seguir. Por el momento lo que si se puede adelantar es de que los comentarios en el fallo del juez —al parecer— al servicio de “los porky’s” no están muy errados ni lejos de los comentarios oficiales de otros servidores públicos [de alto nivel]… por ejemplo aquí en París, en los anexos de el consulado. 

[Vídeo a seguir…]

Pero antes de arrancar, lo siguiente:

Persona más pusilánime no he conocido en el recorrido de mi vida
que aquél o aquella que desde el lado de cajones de un escritorio de universidad
se dobla las mangas de su camisa
[casi siempre blanca]
para indignarse y convocar a un grupo de gente encabronada
para salir a las calles a gritar y protestar.

[Mi primer encuentro con ese tipo de clan
fue precisamente en Lomas del Poleo,
Sr. Miguel, Pedro]

En Francia —se hacen las cosas* tan bien— que para la protesta,
aquellos que la convocan para llenar PLAZAS durante el año escolar
paran el circo de sus maniobras para poder ir a vacacionar…
de eso se trata
[señores y señoras]
el poder decir:
yo también soy derechohabiente.
Y —como dicen ellos— lo que se gana ya no se cede…
simplemente se pierde.

* Did you know that if it wasn’t for the French
we would not have the saying:
Uno para todos y todos para Uno…
así precisamente se manejan los enjambres de cucarachas
por no aludir a  los rat-packs y otros tipos de alimañas,
porque si de extremistas se trata, pues, da igual que su clan
lo escriban con “C” o con “K”,
como perilla de golpes, el staff les puede comunicar
que hemos estado del otro lado recibiendo
los puños de esas dos iniciales.

En fin, para cerrar este anexo, se les informa a toda persona que por aquí no viene a visitar, que el recuento que aquí se cuenta en contra de el IME, el SEM, y sus consulados en París y en San Bernardino, California— son argumentos lanzados en primera instancia —o persona— y no como un discurso de tarima politiquera; dicho de otra manera: no son recitados en tercera persona como la anécdota de un reportaje a distancia — lleno de indignación.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s