7 de julio (…en siete días)

Bienvenue À Paris

Publicidad parisina para el Día Nacional (La Toma de la Bastilla). Imagen capturada en una de las esquinas de la parada del Metro Ménilmontant. El afiche de la Alcaldía de París sirve como fuente de apoyo para hacer ver el peso que tiene la frase: no hay fecha que no se cumpla — ni plazo que no se llegue. Los logotipos que adornan el fondo son accesorios colaterales que dan forma al ejercicio del reportaje de suela gastada…  o como  dicen  en  Kentucky:  shoe-leather reporting.

La cuenta regresiva para que los hangares del aeropuerto Le Bourget [CORRECCIÓN, fueron el personal de París-Orly quienes tuvieron] el honor de recibir por una de sus pistas a la aeronave presidencial más sofisticada —y por ende, la más cara—de todos los gobiernos en Las Américas, la cuál comenzó el pasado viernes 3 de julio con un tianguis turístico que el gobierno de Enrique Peña Nieto instaló en el Parque de La Villette.

3 de julio de 2015, pre apertura | Solo con invitación. Mensaje de advertencia pegado en el cerco instalado en uno de los espacios verdes del Parque de la Villette. Propaganda turística del Gobierno mexicano en Francia a través del organismo de marketing de Estado: ProMéxico. Imagen registrada por Armando Segovia / segoviaspixes (2015).CC-NonCom-ShareAlikeEsta obra cuenta con una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.


Recursos de información:

1. Desinformémonos; Consejo de París. Vía: https://www.youtube.com/watch?v=Lppwuyk8cTA

 Nota: Hubo que hacer una corrección, el avión del presidente no aterrizó por el Norte de París, llego por el Sur vía el Aeropuerto París-Orly. El error se tacha en la nota para recordar no tomar tan a la ligera cosas que se escuchan decir en convenciones como la reciente que hubo [el Aeroshow de París, en Bourget].